COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

martes, 24 de noviembre de 2015

LA ORUGA DE LA COCA


¿Qué quieres que te diga?
No quiero más mentiras,
no quiero más saliva
hirviéndome en la piel.

Si un día mi deseo
prendía de tu cuerpo
y mi brocal se abría
como un jazmín en flor,
hoy sólo me das asco,
ya sólo me das pena.
¡Aparta de mí vera,
que no te vuelva a ver!

Jamás has sido un hombre,
por mucho que lo creas.
Por mucho que te jactes,
sólo llegaste a ser
un crio, un niño tonto
mirándose en su espejo;
en un espejo roto
que no te dejó ver
los ojos agostados,
los labios carcomidos,
la oruga de la coca
hozando en tu nariz.

¡Te odié con tanta furia!
Pero ahora no me importas.
Tan solo eres un viejo
en plena juventud.
¡Recoge tus harapos,
empaca tus miserias,
y piérdete en la noche
en que me hundiste ayer!